Pasar al contenido principal

Crecer más rápidamente o asegurar la sostenibilidad de tu empresa gracias a las fusiones y adquisiciones.

Las fusiones y adquisiciones son un proceso complejo que necesita ser bien explicado y comprendido antes de ser implementado para garantizar un mejor resultado para las dos sociedades que emprenden este camino.

Independientemente del tamaño de la empresa, el crecimiento es una necesidad y una consecuencia que responde, cuando el producto está bien posicionado y distribuido, al juego de la oferta y la demanda. No obstante, a veces es interesante pensar en fusiones y adquisiciones con el fin de acelerar la dinámica de crecimiento y de esta forma, ganar tiempo y ser más competitivo.

Si esta lógica es cierta para las grandes multinacionales, también lo es para las PYME Alto Rendimiento. Se plantean las mismas preguntas, pero no incluyen necesariamente cómo abordar la fase delicada y técnica de una fusión o una adquisición.

Diferentes tipos de fusiones y adquisiciones:

Según el objetivo que busca una PYME Alto Rendimiento, existen distintos tipos de fusiones y adquisiciones. Si una empresa quiere asumir el control de otra, puede hacerlo mediante una participación financiera o una transferencia de activos. 

Durante una participación financiera simple, habrá un aumento de capital decidido por el Consejo de Administración y los accionistas de la empresa y un nuevo accionista entrará en el capital gracias a una aportación de dinero.

En el contexto de una participación por transferencia de activos, el accionista nuevo asume, más o menos directamente según el caso concreto, el control del capital de la empresa. Puede ser realizada de tres formas distintas:

Participación por transferencia de activos / Fusión:

Al principio de la operación, dos empresas (C1 y C2) deciden crear una tercera (B) que resultará de su fusión. El accionariado de B se repartirá entre los accionistas de C1 y C2. No obstante, en el mercado solamente habrá una empresa, B.

Participación por transferencia de activos / Adquisición o absorción:

Al principio de la operación hay dos empresas, pero solamente una subsistirá después de la adquisición en relación con el mercado y los clientes. La empresa B asume totalmente el control de la empresa C en el accionariado.

Participación por transferencia de activos / Transferencia parcial de activos o escisión parcial:

Al principio de la operación, las dos empresas (B y C) deciden asumir el control parcialmente de una empresa por otra: En nuestro caso, B será el accionista mayoritario de C cuando la operación termine. Las dos empresas continúan existiendo en el mercado, pero B desempeña una función estratégica mayor en el desarrollo de C.

Pero antes de realizar una operación de fusión o adquisición, es conveniente pensar su estrategia de desarrollo a medio y largo plazo.

¿Por qué fusionar o adquirir?

Para un directivo de una PYME Alto Rendimiento, la gestión del crecimiento es igual de importante e intensa que el momento de su lanzamiento. Encontrar un segundo impulso es clave para asegurar el futuro y la sostenibilidad de su sociedad.

Este crecimiento puede tener dos caras:

  1. La del crecimiento interno con una empresa que crece de manera natural porque sus marcas están bien posicionadas y bien respaldadas en el mercado.
  2. La del crecimiento externo con una empresa que elige una fusión o una adquisición para fortalecerse e ir más deprisa.  

Este crecimiento externo también deberá responder a otra pregunta estratégica: ¿Buscamos la explotación de activos específicos (sistema horizontal de desarrollo) o la adquisición de activos específicos (sistema vertical de desarrollo)?

Acompañar al directivo de la PYME Alto Rendimiento en su reflexión y abordar con él los diferentes escenarios es la función principal de una sociedad de asesoramiento para fusiones y adquisiciones. Debe aportar mucho más que solamente dominar los procesos de fusiones y adquisiciones.  Sobre todo, debe haber dedicado un tiempo a comprender bien la perspectiva, los valores y las motivaciones del directivo, a integrarlos en la cultura, a encontrarse con los equipos humanos que la componen, a conocer sus productos, su posicionamiento, y sus puntos fuertes y débiles. 

Las claves del éxito de fusiones y adquisiciones:

Aquí tratamos uno de los puntos más importantes de este proceso. Una fusión o una adquisición normalmente es un momento de transición en la vida de una empresa, más aún cuando se trata de una PYME Alto Rendimiento. 

De hecho, una PYME Alto Rendimiento es ante todo un ecosistema muy elaborado y delicado. La función de los equipos humanos en su desarrollo es fundamental y el vínculo que une a estos equipos con su empresa y su directivo es bastante más fuerte que en una empresa multinacional. ¡Esto es un hecho! Además de las competencias adquiridas en la empresa, las partes afectiva y emocional se integran en la cultura, los valores y también las consecuencias de los resultados adquiridos. 

Por consiguiente, la Sociedad de Asesoramiento en Fusiones y Adquisiciones primero debe buscar empresas objetivo que además de poseer una cartera de productos complementaria, sobre todo tengan unos valores y una perspectiva comunes con la empresa que desea realizar la operación. 

Aunque las fusiones y adquisiciones siguen siendo un proceso complejo, su éxito no se mide cuando la operación termina. ¡Solamente es una primera etapa! El verdadero éxito se mide por la capacidad de dos empresas de integrarse bien y de respetar sus respectivos compromisos, todo ello teniendo en cuenta el capital más importante de una PYME Alto Rendimiento: el capital humano, ya que los empleados marcan totalmente la diferencia si encuentran el sentido, los valores, la realización personal y profesional en este proceso de aproximación. 

Gracias por tu atención.

Saludos cordiales,